¿Qué es la radiología convencional?

La radiología convencional, es la que trata por medio de radiaciones electromagnéticas, conocidos como Rayos X, los que forman una imagen al interactuar con las diferentes densidades y espesores de los tejidos del cuerpo humano. Por medio de ella se observan todas las partes internas el cuerpo humano y lo que se busca con es recoger placas radiográficas, las densidades óseas (hueso y tejidos calcificados), de aire (en pulmones y gases intestinales) y de la parte intermedia del cuerpo, como el aparato digestivo e hígado, entre otros órganos. Digamos que la única limitación que se conoce de una radiografía convencional es que solo plasma en dos dimensiones lo que hace que sea más difícil determinar mejor los aspectos anatómicos. Una de las radiografías que se encuentra quizá entre la de más solicitud por los paciente es la radiología del tórax, con ella lo que se busca es determinar algunas enfermedades como: dificultades respiratorias, tos fuertes o también que sea persistente, alguna lesión o dolor de pecho, y otros más, al detectar cualquiera de estas anomalías se pueden prevenir enfermedades como: la neumonía, la insuficiencia cardiaca, enfisema, cáncer de pulmón, etc. Por medio de la radiología convencional también se puede usar y determinar el contenido de exámenes para determinar lesiones en el aparato locomotor, contusiones, desgarros, esguinces, fracturas de huesos, etc.

¿Cómo se realiza la radiología?

La manera de sacar una radiografía de rayos X, es colocando al paciente bien sea de lado o parado entre el tubo de rayos X y el detector, siempre se recomienda sacarse la ropa del área en donde se le vaya aplicar la radicación, además no puede portar objetos metálicos, es muy rápido realizar una radiografía, el técnico le avisará que se esté completamente quieto, que no respire para que no haya necesidad de repetir el proceso.

¿Cómo debe prepararse?

Realmente no se necesita ningún tipo de preparación además de las mencionadas arriba, sin embargo se recomienda llevar ropa ligera para que se pueda desvestir más rápido, seguro que le facilitarán una bata. Aunque las dosis de radiaciones son muy bajas, en el caso de los niños y adolescentes se le cubren algunas zonas del cuerpo con protectores espaciales, como son: el cuello, los genitales y las mamas, claro que estas protecciones no interfieran en la toma de las imágenes. ¿Alguna consecuencia después de tomar la imagen? En absoluto la radiografía es una técnica que no duele y además es muy rápida su ejecución. Los resultados son interpretados por el médico especialista en radiología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *